Quién ha dicho primavera…?

 

Hace unos días entramos en la primavera, y menuda entradita. Temperaturas gélidas y lluvias a mansalva. Se supone que debe hacer buen tiempo y que a partir de ahora tendremos días soleados. Seguro que más adelante nos quejaremos del calor. Como miembro del mundo forestal agradezco estas lluvias, ya que hacen que nuestros bosques, que estaban secos secos, se recuperen un poco. Lo malo es que ahora reviven, y si no vuelve a llover hasta el verano todo se volverá a secar y tendremos otra vez la lacra y el peligro de los incendios forestales. Esperemos que sea una temporada tranquila, crucemos los dedos.

Cambiando de tercio y volviendo al mundo de las lanas. Esta vez os presento un vestido muy “cuqui”.  Igual os parece que es un poco tarde para este vestido, pero seguro que aún hará días para ponérselo.

El vestido en concreto es para mi sobrina Alba. Mi suegra no le había hecho ningún vestido de este tipo aún, así que ya que en su tiempo le hizo uno a su hermana Neus, pues ahora le tocaba a Alba. Creo que el otro vestido no os lo enseñé, de hecho aún no tenía ni el blog cuando mi suegra lo hizo, así que me lo apunto como pendiente para enseñároslo algún día.

El vestido de hoy es un vestido con dos tipos de tejido. El cuerpo es el que está hecho con lana, muy fina para dar un tacto suave. Es tan suave que al principio pensé que era algodón, pero no, es lana, la calidad Bambini de Lanas Stop. El faldar y el cuello, de tela. Una combinación muy bonita y que puede hacerse de mil maneras. Sólo hay que elegir una tela con un bonito estampado y coger una lana a juego con alguno de los colores de la tela.

El lote entero del vestido incluye también una rebequita, pero esa me la guardo para el próximo día.

Aquí va la foto…

vestido-combinado

delantero-espalda

A que irá guapa mi sobri?

Besos mis laneras ;)

 

P.S.: Tendríais que verme mientras escribo este post, con los cascos en la barriga y auriculares en los oídos y música de piano relajante para embarazadas. Están de lo más relajaditos mis niños.

 

Un vestido con encanto…

 

Desde que me quedé embarazada he entado en una especie de fervor por todo aquello que tenga que ver con los bebés. Por eso casi todas las entradas que publico están relacionadas con ropa de bebé.

La semana pasada no publiqué y es que no tuve tiempo ni de respirar. Semana completa de revisiones médicas, recados varios y visitas a tiendas de bebés. Eso sí, me ha pasado factura, esta semana casi no me puedo ni mover.

Esta semana de medio descanso he revisado las fotos que tenía pendientes en el ordenador, y he encontrado una que quería haber publicado hace mucho tiempo, exactamente, 2 años y 2 meses, que es cuando nació mi sobrina Alba.

Se trata de un vestido y unos patucos de lana hechos por mi suegra. Algo dulce y delicado para un bebé.

vestido-bebe-lana

Combina una lana jaspeada con un rosa fuerte, pero ya sabéis que se pueden hacer mil combinaciones.

Un patrón sencillo y a ¡tejer!

 

Paso a paso: chaqueta de pelo y lana…

Hace unas semanas me pedisteis algunas de vosotras el patrón del chaleco negro de la foto. Es muy fácil de hacer y aunque ya estemos a final de invierno, seguro que lo tendréis pronto, o bien para el próximo invierno.

lana-vison-negro

Este chaleco está hecho con la calidad Viena y la calidad Visón de Lanas Stop. En lugar de utilizar Viena se puede usar la calidad Extra Merino.

Para la calidad Viena, utilizaremos las agujas del nº4, mientras que para la calidad Visón utilizaremos las agujas del nº7.

Allá voy con el paso a paso:

ESPALDA:

Con las agujas del 4 montaremos 100 puntos de la calidad Viena.

Durante unos 5 o 6 cm tejeremos en punto de goma 2 – 2, dos puntos derechos y dos puntos de revés.

Cuando tengamos la goma hecha, cambiamos entonces a Visón y con las agujas del 7. Para esto iremos tejiendo 2 puntos juntos, ya con la calidad Visón. Deberán quedar 50 puntos. (Al ser la calidad Visón no se aprecia si tejemos en punto de jersey o todo del derecho, así que como queráis).

Tejeremos entre 36 y 40 cm hasta el sesgo, según la persona y conforme queráis de larga la chaqueta.

Una vez tenemos esto tejido debemos menguar 2 puntos a cada lado.

Tejemos recto unos 20 cm hasta el hombro y cerramos.

DELANTERO (x2):

Si lo cerramos con cremallera, las dos mitades serán igual de grandes y tendrán la mitad de puntos que la espalda, teniendo en cuenta que para el sesgo de la manga habrá que hacerlo en lados contrarios.

Se tejerá de la misma manera que la espalda.

En la parte delantera debemos darles forma al cuello para que sea más bajo que en la espalda. Para ello 4 cm antes de acabar el delantero, deberemos menguar en la parte del centro 5 puntos una vez, 1 punto y 1 punto.

Después recto hasta acabar con el mismo largo que la espalda.  Cerramos.

MANGAS (x2):

Montaremos 50 puntos con Viena en punto de goma 2 – 2. Tejeremos unos 5 o 6 cm, igual que en la espalda.

Después de la goma tejeremos en punto de jersey.

Aumentaremos 1 punto a cada lado cada 8 pasadas.

Tejeremos unos 45 cm o el largo del brazo (eso depende de cada persona).

Cerrar en recto. (Sencillo para las que no complicar la labor)

CUELLO:

Tejeremos una tira de 50 puntos con Viena unos 3 cm.

Coser todas las partes juntas.

 

Ya veis que es bastante fácil, siempre parece más complicado de lo que es.

¿Me contaréis cómo quedáis?

Besos mis laneras.

 

 

 

Mis dos principitos…

 

Para esta semana tenía preparado un patrón, pero como es final de mes y  a veces me da problemillas el blog, he optado por una entrada rápida y que nada tiene que ver con las lanas.

Ya sabéis que estoy esperando gemelos. En la última visita al ginecólogo, hace dos semanas, nos confirmaron lo que ya imaginábamos…

dos-principitos

Dos nenes, dos chicos, dos principitos, dos lluisets (mi marido se llama Lluís, de ahí el diminutivo).

Muy emocionados.

Ahora a pensar en colores, ya que a mí me gustan para los bebés los tonos suaves. Me relajan y creo que a ellos también, así que optaré por grises suaves, verdes mints muuuy pastelones, puede que algún azul empolvado, y también por los marrones, pero esos que casi son beis o crudos.

Mi suegra que sabe los colores que me atraen ya ha pedido para la tienda calidades de algodón para los bebés en esos tonos.

Ya estoy deseando tener entre mis manos las cositas que tengo en mente, así que entre mi suegra y yo, (y puede que Roser también se una a nuestra fiebre tejeril), tejeremos un pequeño surtido de prendas, para que mis bebés sean los más guapos. Ay, que se me cae la baba.

Ya os iré mostrando lo que vamos tejiendo. Ahora tengo entre manos otros patucos, diferentes a los anteriores, y después me pondré con unos pantalones. Mi cabeza echa humo!!!

Besos

 

Paso a paso: gorro de niña…

 

Hace unas semanas algunas de vosotras me pedisteis que explicara el patrón del gorro que acompañaba al abrigo rosa palo, y…, aquí lo tenéis. Incluye un dibujo de cómo debe quedar la labor, y unas pequeñas instrucciones para su elaboración.

patron-gorro-dibujo

En el dibujo se ve claramente la forma, más o menos que debe tener, porque todo depende de los puntos, de la lana, de las longitudes que utilicéis.  Este es para el gorrito que acompañaba al abrigo de color rosa palo, y que estaba hecho más o menos para unos 18 meses, hablando claro, de que mi sobrina, es una nena más bien grande.

Recordaros que se hizo con la calidad Gran Merino de Lanas Stop.

La base del dibujo será la parte delantera de la cara, mientras que la parte que sale, será la parte trasera del gorro.

Vamos al lío:

Montar 60 puntos.

Tejer 6 vueltas en grano de arroz. (1 pto derecho – 1 pto revés), siguiente vuelta al contrario.

Después de las 6 pasadas, empezamos con las trenzas: 2 ptos de revés – 4 ptos derechos, repetir hasta acabar la pasada.

Cada 6 pasadas cruzamos la trenza.

Esto durante unos 12-14 cm, todo dependiendo de las medidas de la cabeza de la niña. Si se necesita menos, pues lo hacemos más corto, y si necesitamos más, pues seguimos tejiendo.

En las dos últimas pasadas, tejemos una vuelta del revés y la siguiente del derecho, para que haga el doblez o borde posterior.

Después cerramos 20 puntos por cada extremo, dejando los 20 puntos centrales para seguir tejiendo la parte trasera del gorro.

Esta parte trasera se teje con grano de arroz, y debe tener la misma medida de largo, que el ancho que ocupen los 20 puntos de las alas laterales, ya que estos costados deben coincidir al coserlos.

Se cierra la labor y se cosen los costados y las cintas.

Y voilà… este es el resultado.

gorro-niña

gorro-niña-rosa

Cuando mi suegra me lo explicó, realmente pensé que sería más complicado, pero no, es bastante fácil. Lo único más técnico son las trenzas, pero creo que eso lo dejaré para otro día…