Pero que chiquitín…

Es la primera vez que hago algo tan pequeñito y delicado, un jersey de bebé, además de ser una de mis primeras labores en serio.

Cuando me enteré que iba a ser tía, me volví loca y empecé ésto, porque sabía que me iba a costar un montón. Lo acabé justo a tiempo, un mes antes de que mi sobrinito David asomara la cabeza.

Ahora toca que lo disfrute el tiempo que pueda, porque estos renacuajos crecen muy deprisa. Ya lo hice pensando en eso, y lo calculé para un par de meses. Quería que lo aprovechara bien aprovechado. Y lo curioso es que lo puede utilizar a modo de jersey cerrado por detrás o a modo de rebeca.

Ahora que ya sé, os puedo decir que es sencillito, aunque cuando lo comencé pensaba que era complicadísimo, porque además la lana que utilicé era muy finita, la calidad Nido de Lanas Stop. Cómo cambian las cosas.

El punto básico del jersey es el punto de arroz de doble punto, es decir, dos puntos al derecho seguidos de dos puntos al revés, y en la vuelta siguiente se tejen al contrario de cómo se presentan. Por eso queda es textura tan bonita en la labor.

El cuello o canesú va combinado con perlé. Aquí tenéis una vista de la parte delantera y de la espalda.

Para completar el conjunto, mi suegra Rosita le hizo los patucos a juego, quedaron monísimos.

Mi hermano y su mujer quedaron alucinados con el conjunto y no paraban de decir que era increíble lo bien que había quedado. Les doy las gracias por valorar el esfuerzo.

En otro post os pondré el esquema entero para que podáis hacerlo por vosotr@s mism@s.

 

Seguid tejiendo !!!

 

 

Esta lana va de cintas…

Cuando empezaron a llegar estas madejas a la tienda, para la temporada del verano pasado, casi nos volvemos locas al verlas, ya que se trataba de una calidad hecha con viscosa, lo que le confiere una suavidad y un tacto especiales. No se trata de lana, ni tampoco de perlé (algodón). Podéis ver bien de lo que os hablo, parece una cinta de tela. Por eso, entre nosotras la llamamos cinta.

Se trata de una de las calidades que ha hecho furor este verano, Polo de Lanas Stop. Se puede trabajar con puntos normales, pero no se aprecia tanto el efecto de la cinta, así que optamos por este calado, más laborioso, pero con un resultado espectacular.

Mirad que preciosidad…

Y ahora la foto del jersey entero, es negro aunque no se aprecie bien en la foto, pero sigue siendo precioso.

Para esta calidad se recomienda unas agujas del nº 5 o 6.

Roser empezó un jersey para ella con el nº 6, pero la labor iba dando de sí, debido a que la viscosa resbala y en parte al calado, así que para este jersey, Rosita optó por agujas del nº 5.  El punto queda más apretado pero igual de bonito, aunque sigue dando de sí. Lo bueno es que cuando lo lavas vuelve al sitio, siempre que lo tendáis en plano, claro.

Ya os lo enseñaré puesto, queda genial. Aunque creo que ahora hace un poco de fresquito para este calado, ¿verdad?

 

Bolillos vs lanas…

Hace un par de semanas se celebró en mi pueblo el IX Trobada  de Boixets i Artesanes del Fil (IX Encuentro de Bolillos y Artesanas del Hilo), todo un acontecimiento cultural y artesanal al que no me pude resistir a acudir.

No tiene nada que ver con la lana, pero sólo por el arte y la dedicación que conlleva ya merece la mención. Hay que ver que cosas tan maravillosas se pueden hacer.

Al entrar en el recinto se respiraba ambiente de fiesta y de entusiasmo. Todos querían mostrar sus creaciones y ver que estaban haciendo los demás. Y cuando me refiero a todos, es a todos, porque ¡había hombres dándole al hilo!

En el evento además de boliller@s, había puestos dónde comprar hilos, bolillos y patrones, y  había también una zona de exposición de labores donde pude apreciar las maravillas que hace la gente.

Aquí tenéis unas fotos que hice ese día.

Agujas adornadas, me parecen preciosas. Sólo por estas agujas ya me iniciaría en este arte. ¿No os parecen preciosas?

Material básico, los bolillos, de madera por supuesto. No imaginaba que hubiera tantos tipos de bolillos.

Hilo básico y fantasías. Las fantasías quedan preciosas, porque ¡brillan!

Algunos patrones, sencillos y más complicados. La verdad es que a mí me parecen todos demasiado difíciles.

Ahora aquí abajo os muestro algunos de los trabajos expuestos, verdaderas preciosidades.

En esta última foto, aunque no se aprecie, el bolsito era de hilo dorado envejecido, daba un efecto especial, simplemente maravilloso.

 

¿Alguien se anima?

 

 

Lana efecto visón en mi chaleco…

Este año se llevan las pieles, sí como lo oís, las pieles de visón en las chaquetas y jerseys de punto. ¿Pero cómo puede ser eso? Fácil. Las lanas que imitan las pieles.

El año pasado ya existían, pero no se llevaban tanto como este año, así que si queréis estar a la moda en cuanto a esta tendencia, ya lo sabéis, agenciaros unas madejas de lana con este efecto y a triunfar.

Existen varias calidades para llegar a conseguir el efecto “pieles”, pero en este caso os traigo un chaleco hecho con la calidad Visón de Lanas Stop.

Es muy fácil de hacer, en punto de jersey, es decir, punto plano en las vueltas impares y revés en las vueltas pares.

Lo único a tener en cuenta con esta calidad, es la tendencia a ir aprentándose, y no por el lavado, sino porque ella misma se aprieta, al contrario que la calidad Armiño, que como ya os dije iba dando de sí. Cada calidad de lana tiene sus características.

¿A que queda bonito? Tiene truco, porque cuando acabéis la labor, veréis que no queda nada bonita, y es que el pelo de la lana hay que peinarlo, con cuidado, para que salga y quede con esa apariencia.

Para acabar de darle un toque especial,  decidí ponerle unas cintas de cuero a la altura del pecho.

 

¿Os animáis?

“Fira de Tots Sants” y las lanas…

Este pasado fin de semana se celebró la “Fira de Tots Sants de Cocentaina” (Feria de Todos los Santos de Cocentaina). Seguro que la conocéis. Antiguamente se trataba de una feria dónde comerciar con el ganado y las cosechas. Hoy en día es una de las ferias que marca el inicio de la temporada invernal, a mi parecer, e incluye toda clase de actividades, desde exposición de maquinaria agrícola, actividades artesanales, mercado medieval, feria de atracciones y un montón de cosas más.

Paseando por la feria me encontré con un taller infantil, en ese momento vacío, dónde enseñan el proceso de tintado de  la lana a la antigua usanza, bonito ¿verdad?

 

Aquí podéis ver un detalle de la lana tintada, en este caso azul o añil.

 

También encontré algunas cosas interesantes en alguno de los puestos: agujas gigantes, trenzadoras, gorros de todos tipos y colores,…

 

Además de visitar desde hace años todos los tenderetes del mercado medieval y artesanal, a mí en particular me gusta visitar una tienda local, mejor dicho, me gusta visitar su escaparate, porque son increíbles, año tras año. El escaparate en particular está dedicado a las lanas y siempre saca un tema vinculado a la feria o a la historia de Cocentaina, consiguiendo algún premio que otro.

Este año se trata de un caballo, símbolo oficial de la feria, cargado con lo que parecen ser calabazas. Podéis apreciar que son madejas de lanas y bobinas de hilo.

 

Las dueñas de la mercería, Mercería Borrás-Casa Tonico,  me han prometido que me mandarán fotos de otros años, así que en cuanto las tenga, os las pongo.

 

Y a vosotr@s, ¿también os gustan este tipo de ferias?