¡Esta noche, es Nochebuena y mañana Navidad…!

… saca la bota María que me voy a emborrachar…! Ande, ande, ande, la marimorena…!

¡Ya están aquí las fiestas navideñas, ahora sí! ¿Ya lo tenéis todo preparado? Adornos, comida, regalos, ¿todo? Genial.

Ahora toca disfrutar de estos días en familia y amigos, y a los que tengáis familiares fuera y no podáis verlos estos días, como es mi caso, (Anna i Xavi, ho celebrem a Reis!), desearos que los veáis pronto y los podáis abrazar.

Para estas fechas siempre me gusta adornar casa con algún adorno hecho por mi, y este año no iba a ser menos. Hice algunas pruebas y aquí está el resultado, sólo los que mejor quedaron, los otros me los guardo para mi.

Aunque éstos son los definitivos, quería tonos blancos para mi árbol este año.

Y éste es el efecto en el árbol de navidad, puede que no se aprecie bien, pero a mi me encanta.

Y ésta es mi favorita…

 

Desde Lana de Rosas y celebrando mi primera Navidad como bloggera, os deseo unas Muuuuy felices fiestas!!!

 

Qué regalar estas Navidades…

Seguro que ésta es la pregunta que tod@s os hacéis en esta época del año.

Sinceramente es la época del año que más me gusta, por la decoración, la iluminación, el ambiente que se respira, la ilusión en la cara de los niños cuando les hablas de los regalos y de Papa Noël o los Reyes Magos. Recuerdo que en mi casa se montaban unos saraos impresionantes, estábamos abriendo regalos un día entero.

Un buen regalo, ya sea para Navidades, Reyes, o simplemente un detalle de agradecimiento o porqué no, el “amigo invisible”, es regalar una bufanda, por supuesto, hecha a mano por un@ mism@. No es nada complicado y el receptor de vuestro regalo lo valorará muchísimo.

Podéis hacer una bufanda sencilla con las calidades de siempre, o bien optar por las calidades de moda y que tanto están gustando esta temporada.

Os presento las calidades Tokio 100, Rabbit  y Enebro, de Lanas Stop.

Tokio 100 es una calidad que ya hace un par de años que existe, y da muy buenos resultados año tras año. Simplemente el detalle del volante ya hace que sea especial.

En este caso se ha utilizado una madeja de lana, ya que sólo son 8 puntos por pasada, todos del derecho.

 Rabbit es una de las calidades estrella de esta temporada, por su textura y su acabado, con esta bufanda seguro que acertáis, porque es muy elegante, y la tenéis en varios colores, desde el caldera, al azul petróleo.

Para la bufanda se han utilizado 3 madejas, y se han montado 14 puntos, todos del derecho en todas las vueltas, con agujas del nº 10. Ya véis que es de lo más sencilla.

Enebro es una calidad curiosa como se puede apreciar, ya que parecen ramitas de plantas. Es ideal para las que busquéis algo diferente y nada convencional. Además se presenta en tonos relacionados con la naturaleza, verdes, ocres, rojizos…

Con esta bufanda se ha empleado sólo una madeja montando 5 puntos del derecho en cada vuelta. Aquí las agujas pueden ser del 4 o 5, igual que en Tokio 100, porque estas calidades ya llevan el ojal para la aguja hecho.

 

Son sencillas pero coquetas, ¿os animáis con una de ellas?

 

El jersey de la Tia Mari…

Ya sé que con este frío no le pega mucho este post, pero… lo prometido es deuda.

Este verano la Tia Mari, es decir, la madre de Roser y tia de mi suegra, se hizo un jersey de perlé, lo empezó, lo tejió y lo acabó. Y se lo puso, que es lo más importante.

A principios de otoño, su cuñada de Valencia se lo vio puesto y se enamoró del susodicho, así que la Tia Mari, ni corta ni perezosa le hizo uno igual a su cuñada, que supongo estrenará el próximo verano y lucirá palmito.

Bueno, la cuestión es que me enteré del asunto y le dije a la Tia Mari, “este jersey hay que ponerlo en blog para que lo vean todos”, y le encantó la idea, así que aquí está, Tia Mari, este post va dedicado a ti, y ya sabes, si tejes alguna cosa más, lo ponemos en el blog.

Es una obra de arte, ¿no creéis?

Cuando veo estas cosas pienso:  …pues no me queda por aprender…

 

 

 

Tricotín, tricotán…

Aunque hoy es fiesta me apetecía un post sencillito, por eso os muestro mi nueva adquisición, un tricotín. Me hacía falta este utensilio para acabar una labor que empecé hace un mes mas o menos y que no podía acabar por falta de él.

Seguro que os estáis preguntando qué es y para qué sirve. Si buscáis por internet los veréis de muchos tipos y materiales, ya sea manuales o automáticos, y de plástico o madera. Como más o menos se deduce del nombre es una tejedora y sirve para crear cordones o trenzas de lana.

El que le encargué a Paquetería Rosita, es sencillo, una pieza de de madera con un agujero en el centro y cuatro clavos en la cabeza, y de uso manual, la verdad es que es el que más me gustó, quería probar primero como era elaborar un cordón manualmente.

Y ésto es lo que se consigue con este gracioso utensilio que parece un muñequito, un fantástico cordón de lana, hecho en este caso con hilo de algodón. Según las instrucciones se puede utilizar con lana, algodón, seda,… una maravilla, vamos. Lo probaré con distintos hilos, sin duda.

Había visto tejedoras de 3 clavos y tejedoras de 4 clavos, incluso de 6, pero como la mía es de 4 clavos, me decidí a probar a hacer un pequeño cordón utilizando sólo 3 clavos, y la prueba no salió nada mal. ¿Notáis la diferencia?

Curioso, ¿verdad?, ahora ya tengo otra cosa con la que entretenerme, y en un rato se consiguen unos 20cm de cordón.

 

¡Feliz puente!