“labors”

 

labors” es el nombre que recibe la exposición que tuvo lugar el pasado fin de semana en mi pueblo a cargo de l’Associació de Bolilleres i Artesanes del Fil. Una magnífica exposición en la que se exhiben los trabajos y labores hechos por las integrantes de la asociación a lo largo del año.

Había trabajos muy variados, que iban desde los encajes de bolillos, pasando por los tules y vainicas, así como primeras incursiones en el patchwork. Todo un placer para la vista y para toda aquella persona que aprecie este ARTE, sí, con letras mayúsculas porque se trata de un arte mayor.

Pude disfrutar de una pequeña demostración en el bordado de tul, ya que había allí un pequeño grupo de mujeres bordando en directo. Una pasada lo que pude ver, quedé fascinada y al mismo tiempo me sentí torpe, porque yo sería incapaz de hacer lo que estas mujeres estaban haciendo.

Ya que estaba allí, hablé un poco con la gente de la asociación y les comenté que haría un post dedicado a ellas. Sobre todo hablé con María, la presidenta de la asociación, que amablemente me habló de la asosiación y cómo funciona y me explicó un poco la diferencia entre las diferentes labores.

Se trata principalmente de una escuela de tul y bolillos, vainicas y patchwork. María me comentó, que para las técnicas de tul y bolillos se enseñaban y se ayudaban entre ellas, es decir, las más veteranas a las más novatas, mientras que para las técnicas de vainicas y patchwork, recurrían a gente de fuera para que les enseñase.

Técnicamente, el tul se trata de un encaje de aguja, mientras que las labores de bolillos, se trata de un encaje de punta de bolillos. En el tul, el entramado base ya está hecho y se borda encima, mientras que en el encaje de bolillos, el entramado se va creando poco a poco con los hilos que trabaja la gente.

Por otra parte las vainicas consisten en ir sacando los hilos de las telas, y crear distintos dibujos agrupándolos. El patchwork, creo que ya sabéis en qué consiste, ya que se habla de él en todos lados porque está muy de moda, y simplemente decir, que con retales de diferentes telas se van creando dibujos o lo que nosotros prefiramos.

Ahora os dejo con algunas de las fotos que hice en la exposición y he de decir que no le hacen justicia a lo que pude ver allí, sinceramente es mucho mejor verlo en directo.

En la siguiente foto no se aprecian muy los detalles, pero hay unos pendientes colgados, con hilo de plata, de los que me quedé enamorada, y lo que parecen ser cintas que salen del cajón, son unas preciosas pulseras. Aunque no se aprecia bien, están hechas con hilos brillantes.

En la foto de abajo y en la esquinita, aparecen un cuello y unas mangas de traje de fallera bordadas en tul. Los abanicos pequeñitos, me parecieron super chulos y pensaba que eran tipo detalle de alguna celebración, y me comentaron que los hacen en series de 4 o 5 para enmarcarlos en cuadros.

Me quedo sin palabras de admirar tanta belleza. Cada vez que repaso las fotos veo nuevos detalles y los aprecio de manera diferente.

Ahora os muestro las primeras incursiones de la asociación en el mundo del patchwork. Muy buena la idea de esta manta, con diferentes vestidos para la muñeca.

Con las vainicas que os muestro abajo, casi me volví loca de pensar en ir sacando los hilos para poder crear los dibujos. En la pieza de la derecha las vainicas son sencillas, pero imaginanos la que después os muestro, ¡hay que deshilachar casi toda la tela!

Aquí se aprecia lo que os decía, ¡menuda locura! Prácticamente o mejor dicho, NO hay tela física en esta labor. Todos los hilos se han sacado para poder crear este entramado.Yo estaría soñando con ésto cada día, pero tengo que decir que es una preciosidad.

Y aquí abajo, algunas de las mujeres bordando tul. No se aprecia casi en las fotos, pero el tul es muy fino y se requiere una gran habilidad para poder bordar así de bien.

Quiero agradecer a todas las componentes de la Associació de Bolilleres i Artesanes del Fil de Oliva que hayan contado conmigo para este evento. Espero haber hecho un buen trabajo con este post y que su trabajo se vea cómo debe verse, como un verdadero arte mayor.

Muchas gracias y nos vemos en el próximo encuentro.

 

 

La joya de la corona…en mi armario

 

Sí, para mi es la joya de la corona, una preciosidad trabajada con hilos de primera calidad. Además el diseño en cuello halter me encanta, es uno de mis favoritos y aunque yo no tenga el cuello muy largo  me estiliza los hombros un montón.

Me lo hizo hace un par de veranos Rosita, mi suegra, y cada vez que me lo pongo, es como si llevase puesto un collar de diamantes. La gente entendida en esto, me refiero al tema de lanas, puntos e hilos, se embelesa con el top. La gente que conoce a Rosita, me pregunta directamente, “¿te lo ha hecho Rosita?”, y yo toda orgullosa les respondo: “por supuesto”.

Para mí es un orgullo poder disfrutar de esta pieza y la cuido con sumo mimo, para que luzca radiante como el primer día durante mucho tiempo.

 

Es fantástico, con todos los detalles, desde el bajo, pasando por el liso, los calados e incluso los hilos cruzados.

 

¡Qué ganas de veranito para ponérmelo!