Muchos propósitos y pocas nueces…

 

Bueno, así no es el refrán, pero yo me entiendo. Este año quería que fuera especial para el blog, escribiendo muchas entradas y haciendo un montón de cosas, pero nada de nada. El trabajo me tiene absorbida, pero no me puedo quejar, hay quien no lo tiene.

Hoy que tengo un ratillo, no he ido a pilates porque me hice un poquitín de daño esquiando, aprovecho para enseñaros alguna de las cosillas que tengo a la espera de salir a la luz.

Supongo que os acordaréis de este jersey (si pincháis en el enlace enseguida lo recordaréis), era un precioso jersey peludito combinado con lana normal para una niña de 4-5 años.

Pues ahora os muestro otro pero en negro, para una adolescente que pronto cumplirá 14 años. Super calentito y cómodo para estos días de frío y humedad. Si pudiera me lo haría largo hasta las rodillas para estar la mar de calentita.

Las calidades que han utilizado son la calidad Visón para el cuerpo, y la calidad Viena para las mangas, el elástico, el cuello, y la cremallera, ambas de Lanas Stop.

Muy fácil de hacer y con un resultado espectacular. Lo bueno de estas calidades es que están en unos tonos muy bonitos, desde el gris acero, pasando por el rojo y el morado, hasta el azul marino brillante.

La siguiente foto os la muestro porque me encanta ver el efecto del pelo de esta calidad a contraluz, es una pasada.

¿Qué os parece? Yo cuando tengo entre mis manos una labor con esta calidad, me pasaría horas acariciando el mullido pelo.

Besos mis laneras.