Mis dos principitos…

 

Para esta semana tenía preparado un patrón, pero como es final de mes y  a veces me da problemillas el blog, he optado por una entrada rápida y que nada tiene que ver con las lanas.

Ya sabéis que estoy esperando gemelos. En la última visita al ginecólogo, hace dos semanas, nos confirmaron lo que ya imaginábamos…

dos-principitos

Dos nenes, dos chicos, dos principitos, dos lluisets (mi marido se llama Lluís, de ahí el diminutivo).

Muy emocionados.

Ahora a pensar en colores, ya que a mí me gustan para los bebés los tonos suaves. Me relajan y creo que a ellos también, así que optaré por grises suaves, verdes mints muuuy pastelones, puede que algún azul empolvado, y también por los marrones, pero esos que casi son beis o crudos.

Mi suegra que sabe los colores que me atraen ya ha pedido para la tienda calidades de algodón para los bebés en esos tonos.

Ya estoy deseando tener entre mis manos las cositas que tengo en mente, así que entre mi suegra y yo, (y puede que Roser también se una a nuestra fiebre tejeril), tejeremos un pequeño surtido de prendas, para que mis bebés sean los más guapos. Ay, que se me cae la baba.

Ya os iré mostrando lo que vamos tejiendo. Ahora tengo entre manos otros patucos, diferentes a los anteriores, y después me pondré con unos pantalones. Mi cabeza echa humo!!!

Besos

 

Paso a paso: gorro de niña…

 

Hace unas semanas algunas de vosotras me pedisteis que explicara el patrón del gorro que acompañaba al abrigo rosa palo, y…, aquí lo tenéis. Incluye un dibujo de cómo debe quedar la labor, y unas pequeñas instrucciones para su elaboración.

patron-gorro-dibujo

En el dibujo se ve claramente la forma, más o menos que debe tener, porque todo depende de los puntos, de la lana, de las longitudes que utilicéis.  Este es para el gorrito que acompañaba al abrigo de color rosa palo, y que estaba hecho más o menos para unos 18 meses, hablando claro, de que mi sobrina, es una nena más bien grande.

Recordaros que se hizo con la calidad Gran Merino de Lanas Stop.

La base del dibujo será la parte delantera de la cara, mientras que la parte que sale, será la parte trasera del gorro.

Vamos al lío:

Montar 60 puntos.

Tejer 6 vueltas en grano de arroz. (1 pto derecho – 1 pto revés), siguiente vuelta al contrario.

Después de las 6 pasadas, empezamos con las trenzas: 2 ptos de revés – 4 ptos derechos, repetir hasta acabar la pasada.

Cada 6 pasadas cruzamos la trenza.

Esto durante unos 12-14 cm, todo dependiendo de las medidas de la cabeza de la niña. Si se necesita menos, pues lo hacemos más corto, y si necesitamos más, pues seguimos tejiendo.

En las dos últimas pasadas, tejemos una vuelta del revés y la siguiente del derecho, para que haga el doblez o borde posterior.

Después cerramos 20 puntos por cada extremo, dejando los 20 puntos centrales para seguir tejiendo la parte trasera del gorro.

Esta parte trasera se teje con grano de arroz, y debe tener la misma medida de largo, que el ancho que ocupen los 20 puntos de las alas laterales, ya que estos costados deben coincidir al coserlos.

Se cierra la labor y se cosen los costados y las cintas.

Y voilà… este es el resultado.

gorro-niña

gorro-niña-rosa

Cuando mi suegra me lo explicó, realmente pensé que sería más complicado, pero no, es bastante fácil. Lo único más técnico son las trenzas, pero creo que eso lo dejaré para otro día…

 

La bufanda bicolor…

 

La semana pasada no pude publicar porque debido a ciertas molestias y complicaciones con mis pequeñines me tocó hacer reposo. Cierto es que hubiera podido utilizar el ordenador estando de reposo, pero lo veía difícil en posición horizontal.

Ahora que todo parece estar casi en orden, aún en reposo pero relativo, ya puedo hacer alguna cosilla que otra.

Ya tenía la bufanda acabada, pero me faltaba rematarle los cabos. Es lo que menos me gusta de las labores de punto, pero como en todo, hay que acabar lo que se empieza.

El motivo de la bufanda empieza hace un año, más o menos, cuando en la guardería de mi madre, en la que yo estaba trabajando temporalmente, vi una bufanda como la que he hecho. Le pregunté a la madre del niño si la había hecho ella y me contestó que no, que la había comprado. Y en ese mismo momento decidí hacer una por mi cuenta. No tenía patrón ni instrucciones que seguir, así que fui haciendo sobre la marcha lo que yo creía.

He utilizado una calidad muy agradable al tacto, sobre todo para niños. La calidad es la Extra Merino de Lanas Stop, y las agujas que utilicé, las del nº 4. Esta calidad se caracteriza por tener unas tonalidades muy bonitas y que crean un bonito contraste en la labor. En el caso de la bufanda crea bandas anchas, mientras que en un jersey crearía zonas más estrechas y desiguales. Existen desde las tonalidades de azul-gris, azul-verde, salmón-verde,…

bufanda-bicolor

La curiosidad de esta bufanda es que tiene dos huecos en los extremos, para que podamos meter un extremo dentro del otro indistintamente. Esto fue más complicado de hacer y me hizo falta una tercera aguja.

Podemos utilizar el punto que queramos, pero yo utilicé el punto elástico, es decir, un punto derecho y el siguiente del revés. Para poder hacer el hueco, pasé los puntos derechos a una aguja y los del revés a otra aguja, los tejí conforme se presentaban hasta la longitud deseada. Después los volví a unir todos en la misma aguja.

bufanda-huecosbufanda-extremos Nos vemos mis laneras…