Jerséis que enamoran…

 

Sobre todo si son para bebés, y más si son para mis bebés.

Estas dos últimas semanas quería mostraros lo que estoy haciendo, y por eso he alargado tanto la publicación de esta semana, pero  no ha podido ser.

Siempre os presento antes el trabajo acabado y después el paso a paso, pero esta semana incluso me había planteado hacerlo al revés, poneros  el paso a paso de mi trabajo incluso antes de tener acabadas las dos piezas, ya sabéis que ahora va todo doble.

Pero… al final he decidido que os voy a hacer esperar un poco más, a ver si para la próxima lo tengo todo.

Esta semana os traigo sin embargo, dos cositas para mis gemelos, hecho por mi suegra, para la primera puesta, o salida del hospital.

Dos preciosidades que aunque a primera vista parezcan igual, no lo son. Le ha dado un toque diferente a cada uno para que no sean exactamente iguales. Si os digo la verdad, no sabría decir cuál de los dos me gusta más, porque me encantan los dos.

Están hechos en perlé, para la época de verano. En teoría mis niños llegan en julio, pero puede que se adelanten, así que manguita larga, los recién nacidos no regulan bien la temperatura. Más adelante ya les pondremos manga corta.

Disfrutad con las vistas, y dejad de morderos las uñas por los nervios, que la semana que viene os enseño lo que estoy haciendo.

jersei-bebe-perle

¿Podéis apreciar las diferencias entre los dos jerséis?

jersei-bebe jersei-bebe-calado jersei-bebe-mangas

Una de las anécdotas de estos jerséis es que mi suegra cuando acaba las labores las lleva a la tintorería para que las planchen y queden mejor a la vista. Pues estando los jerséis en la tintorería, varias personas preguntaron por ellos, y la dueña las envió a la tienda de mi suegra para que le preguntasen.

Besos y abrazos mis laneras.

 

 

Paso a paso: patucos de bebé (punta redonda)…

Hará unas semanas, si no meses, os mostré unos patucos tipo botita, pero hoy os traigo el paso a paso de los patucos de veranos que les hice a mis gemelos y que os mostré hará un par de semanas.

Al ser patucos de verano tiene la caña más bajita y están hechos en perlé, mejor dicho, hilo egipcio mercerizado, ¿a qué queda bien decirlo así?

Es un paso a paso muy sencillo, aunque seguramente habrá algún momento que os lie, a mí me pasó, pero después de cuatro patucos ahora lo tengo clarísimo.

A estos patucos los llamo yo de punta redonda, por la formita que se queda al tejerlos, así los diferencio de los otros.

Vamos allá (va todo de tirón):

  • Montar 41 puntos.
  • Tejer dos pasadas con punto derecho.
  • 1 v.: 20pto dcho + b + 1pto dcho + b + 20pto dcho
  • 2 v.: todo derecho
  • 3 v.: 20pto dcho + b + 3pto dcho + b + 20pto dcho
  • 4 v.: todo derecho
  • 5 v.: 20pto dcho + b + 5pto dcho + b + 20pto dcho
  • 6 v.: derecho
  • 7 v.: 20pto dcho + b + 7pto dcho + b + 20pto dcho
  • 8 v.: derecho
  • 9 v.: 20pto dcho + b + 9pto dcho + b + 20pto dcho
  • 10 v.: derecho
  • 11 v.: 20pto dcho + b + 11pto dcho + b + 20pto dcho
  • 12 v.: derecho
  • Tejer 10 vueltas (pasadas) con punto derecho.
  • Tejer 21 puntos + 11 al derecho (el esquema sería 21+11+21)
  • Volver sobre esos 11 a punto derecho. El último punto de los 11 se teje junto al primer punto de los siguientes 21.
  • Volvemos a tejer los 11 puntos centrales repitiendo la operación anterior, de modo que se van tejiendo siempre los extremos de esos 11 con 1 punto de los que están en reposo. De los 21 puntos iniciales en reposo a cada lado irá disminuyendo el número hasta quedar 11 puntos a cada lado. (Tendremos pues 11+11+11, es más fácil contarlo así). Acabaremos de tejer la vuelta y regresaremos.

patucos-punta-redonda

  • Tejer el pasacintas: 3pd + b+ 3 pd + b hasta el final de la vuelta.
  • Regresar con punto derecho.
  • Tejer 10 vueltas más con punto derecho.
  • Cerrar la labor.
  • Coser las costuras de la suela y la parte trasera y pasar la cinta por los ojales.

Nota: Se teje todo el rato con punto derecho, dando como resultado la apariencia de punto de musgo;

pd = pto dcho = punto derecho;

b = baga = echar hebra

Es muy fácil aunque la parte de los puntos centrales parece rebuscado, pero la verdad es que no lo es. Hay que tenerlo claro esquemáticamente en la cabeza. Una ayudita es ir anotando en una libreta lo que haces o lo que debes hacer. Yo lo hago y me va fenomenal.

Este será el resultado final, ¿os acordáis?

patucos-verano

Besos mis laneras, y ánimo con la labor…

 

 

Toca, toquilla…

 

Hola mis laneras, esta semana quería traeros un paso a paso, pero como la semana pasada, por puente, cansancio, jaleos, o simplemente por no tener ganas, no actualicé el blog, os muestro hoy lo que tenía que haberos enseñado.

Mi suegra me regaló una cajita de lo más apañada, con su papel cebolla de protección dentro y todo, y esto es lo que apareció…

caja-sorpresa

Ya simplemente de verlo así de arregladito ya me gustó, pero cuando lo desempaqueté bien… fue una pasada.

Yo sabía que estaba haciendo alguna cosilla para los gemelos, y más o menos pude ver un día de refilón como iba tomando forma, pero lo que no imaginé es que quedara así de precioso.

De la caja surgió esto…

regalo-sorpresa

tocas-verano-bebe

Dos preciosas tocas de algodón para cuando salga del hospital con los gemelos acabaditos de nacer y para cubrirlos en las tardes-noches de verano si refresca, así como para la temporada de entretiempo (septiembre-octubre) antes de que llegue el invierno, donde ya me hará falta una mantita.

Son dos de los colores que me gustan para los bebés. Tal vez el marrón, lo hubiera elegido al principio más claro, pero de todos los hilos de ese tono que tenía mi suegra en la tienda ése era el tono.

Tengo que decir, que en la foto, el marrón sale más marrón, y el gris, parece azulado, pero es gris.

Aquí os dejo un detalle del trabajo que tiene esta toca.

detalle-toca

Precioso, ¿verdad?

Tengo una duda, no sé si la semana que viene mostraros el paso a paso que tengo en mente (los patucos que hice), o el proyecto que tengo entre manos. Mmm, ¿qué hago?

Besos…

 

Patucos de verano para mis gemelos…

 

Esta semana he retrasado la publicación un par de días porque quería acabar lo que tenía entre manos. Para las que me sigáis en facebook, habréis visto la evolución, y aquí os traigo el resultado final.

Mi tarea consistía en hacer dos pares de patucos para mis niños, uno para cada uno. Los he hecho íntegramente yo, sin ayuda de nadie, es decir, los he rematado, les he puesto la cinta,… todo, absolutamente todo de mi mano. Por lo que estoy tremendamente orgullosa de mi labor aunque no haya salido perfecta, y es que tiene algunos fallos.

Era la primera vez que trabajaba este modelo, y como soy un poco cabezota, se me cruzó un paso, y no me salía, por más que me lo explicara mi suegra.

Los dos primeros patucos me han salido un poco “churros”, por el problemilla ese, así que en el  segundo par, adapté este paso a lo que yo sé, y me han salido bastante mejor. Podría decir que el último está perfecto, a mis ojos claro.

Estos patucos los he hecho con perlé, para poder utilizarlos en verano. Se supone que mis niños llegarán a finales de julio, pero al ser dos y la cosa una poco complicada, los médicos creen que llegarán un poco antes. Todos en casa esperamos que lleguen a finales de junio. Así que los patucos de verano vendrán superbien. Los otros que hice hace tiempo, como son más grandes y de lana, pues igual me sirven para septiembre-octubre.

Les he puesto la cinta de color diferente porque no quiero que mis bebés vayan exactamente igual, además de que hay en mente algo en esos colores, que son dos de mis preferidos, junto con el beis o marrón claro.

Aquí os dejo los patucos de mis gemelos…

patucos-verano

Besos mis laneras…

 

 

Un vestido con encanto…

 

Desde que me quedé embarazada he entado en una especie de fervor por todo aquello que tenga que ver con los bebés. Por eso casi todas las entradas que publico están relacionadas con ropa de bebé.

La semana pasada no publiqué y es que no tuve tiempo ni de respirar. Semana completa de revisiones médicas, recados varios y visitas a tiendas de bebés. Eso sí, me ha pasado factura, esta semana casi no me puedo ni mover.

Esta semana de medio descanso he revisado las fotos que tenía pendientes en el ordenador, y he encontrado una que quería haber publicado hace mucho tiempo, exactamente, 2 años y 2 meses, que es cuando nació mi sobrina Alba.

Se trata de un vestido y unos patucos de lana hechos por mi suegra. Algo dulce y delicado para un bebé.

vestido-bebe-lana

Combina una lana jaspeada con un rosa fuerte, pero ya sabéis que se pueden hacer mil combinaciones.

Un patrón sencillo y a ¡tejer!