Mis dos principitos…

 

Para esta semana tenía preparado un patrón, pero como es final de mes y  a veces me da problemillas el blog, he optado por una entrada rápida y que nada tiene que ver con las lanas.

Ya sabéis que estoy esperando gemelos. En la última visita al ginecólogo, hace dos semanas, nos confirmaron lo que ya imaginábamos…

dos-principitos

Dos nenes, dos chicos, dos principitos, dos lluisets (mi marido se llama Lluís, de ahí el diminutivo).

Muy emocionados.

Ahora a pensar en colores, ya que a mí me gustan para los bebés los tonos suaves. Me relajan y creo que a ellos también, así que optaré por grises suaves, verdes mints muuuy pastelones, puede que algún azul empolvado, y también por los marrones, pero esos que casi son beis o crudos.

Mi suegra que sabe los colores que me atraen ya ha pedido para la tienda calidades de algodón para los bebés en esos tonos.

Ya estoy deseando tener entre mis manos las cositas que tengo en mente, así que entre mi suegra y yo, (y puede que Roser también se una a nuestra fiebre tejeril), tejeremos un pequeño surtido de prendas, para que mis bebés sean los más guapos. Ay, que se me cae la baba.

Ya os iré mostrando lo que vamos tejiendo. Ahora tengo entre manos otros patucos, diferentes a los anteriores, y después me pondré con unos pantalones. Mi cabeza echa humo!!!

Besos

 

Paso a paso: gorro de niña…

 

Hace unas semanas algunas de vosotras me pedisteis que explicara el patrón del gorro que acompañaba al abrigo rosa palo, y…, aquí lo tenéis. Incluye un dibujo de cómo debe quedar la labor, y unas pequeñas instrucciones para su elaboración.

patron-gorro-dibujo

En el dibujo se ve claramente la forma, más o menos que debe tener, porque todo depende de los puntos, de la lana, de las longitudes que utilicéis.  Este es para el gorrito que acompañaba al abrigo de color rosa palo, y que estaba hecho más o menos para unos 18 meses, hablando claro, de que mi sobrina, es una nena más bien grande.

Recordaros que se hizo con la calidad Gran Merino de Lanas Stop.

La base del dibujo será la parte delantera de la cara, mientras que la parte que sale, será la parte trasera del gorro.

Vamos al lío:

Montar 60 puntos.

Tejer 6 vueltas en grano de arroz. (1 pto derecho – 1 pto revés), siguiente vuelta al contrario.

Después de las 6 pasadas, empezamos con las trenzas: 2 ptos de revés – 4 ptos derechos, repetir hasta acabar la pasada.

Cada 6 pasadas cruzamos la trenza.

Esto durante unos 12-14 cm, todo dependiendo de las medidas de la cabeza de la niña. Si se necesita menos, pues lo hacemos más corto, y si necesitamos más, pues seguimos tejiendo.

En las dos últimas pasadas, tejemos una vuelta del revés y la siguiente del derecho, para que haga el doblez o borde posterior.

Después cerramos 20 puntos por cada extremo, dejando los 20 puntos centrales para seguir tejiendo la parte trasera del gorro.

Esta parte trasera se teje con grano de arroz, y debe tener la misma medida de largo, que el ancho que ocupen los 20 puntos de las alas laterales, ya que estos costados deben coincidir al coserlos.

Se cierra la labor y se cosen los costados y las cintas.

Y voilà… este es el resultado.

gorro-niña

gorro-niña-rosa

Cuando mi suegra me lo explicó, realmente pensé que sería más complicado, pero no, es bastante fácil. Lo único más técnico son las trenzas, pero creo que eso lo dejaré para otro día…

 

Paso a paso: patucos para bebé…

 

La semana pasada os mostré los patucos que les he hecho a mis gemelines. Como todavía no sé lo que son, y además para los recién nacidos me gusta el blanco, opté por este color, pero se pueden hacer a gusto de cada uno.

Estos patucos los vi en una revista, y después por casualidad en un blog (La Bufanda de Lana) de donde las instrucciones. Me gustaron desde el principio, y me decidí a hacerlos, aunque yo hice una pequeña modificación al patrón que se presentaba en el blog.

Yo utilicé la calidad Nido de Lanas Stop, con las agujas del 21/2. Se pueden hacer con calidades más finas, con lo que quedará más fino y supongo que incluso más pequeño. Tal vez los próximos los haga con una calidad más fina para ver la diferencia y posiblemente con un toque de color.

Aquí os dejo el paso a paso y algunas fotos de cómo va quedando:

Montamos 41 puntos.

1ª pasada: 1 punto derecho, echar hebra, 19 puntos derechos, echar hebra, 1 punto derecho, echar hebra, 19 puntos derecho, echar hebra, 1 punto derecho.

2ª pasada: todos los puntos del derecho.

3ª pas.: 2 p.der, echar hebra, 19 p.der, echar hebra, 3 p.der, echar hebra, 19 p.der, echar hebra, 2 p.der.

4ª pas.: todos derecho.

5ª pas.: 3 p.der, echar hebra, 19 p.der, echar hebra, 5 p.der, echar hebra, 19 p.der, echar hebra, 3 p.der.

6ªpas.: todo derecho.

7ª pas.: 4 p.der, hebra, 19 p.der, hebra, 7 p.der, hebra, 19 p.der, hebra, 4 p.der.

8ª pas.: derecho.

9ª pas.: 5 p.der, hebra, 19 p.der, hebra, 9 p.der, hebra, 19 p.der, hebra, 5 p.der.

10ª pasada a 14ª pasada: todo derecho.

suela-patuco

15ª pasada a la 20ª pasada: tejemos en punto de jersey derecho.

puntera-patuco

21ª pas.: 27 p.der, 1 menguado simple, 1 menguado doble, 2 puntos juntos derechos, 27 p. der.

22ª pas.: tejer con punto de revés.

23ª pas.: 25 p.der, 1 meng. simple, 1 meng. doble, 2 p. juntos der, 25 p.der.

24ª pas.: revés.

25ª pas.: 23 p.der, 1 meng. simple, 1 meng. doble, 2 p. juntos der, 23 p.der.

26ª pas.: revés.

menguados-patuco

27ª pas.: 21 p.der, 1 meng. simple, 1 meng. doble, 2 p. juntos der, 21 p.der.

28ª pas.: revés.

29ª pas.: 19 p.der, 1 meng. simple, 1 meng. doble, 2 p. juntos der, 19 p.der.

30ª pas.: revés.

31ª pas.: 17 p.der, 1 meng. simple, 1 meng. doble, 2 p. juntos der, 17 p.der.

32ª pas.: revés.

33ª pas.: 15 p.der, 1 meng. simple, 1 meng. doble, 2 p. juntos der, 15 p.der.

34ª pas.: revés.

35ª pas.: (pasacintas): tejemos 3 puntos derechos, echar hebra, repetir hasta el final de la pasada.

pasacintas-patuco

36ª pasada a la 48ª pasada: derecho.

Cerramos, cosemos la suela, la parte posterior y pasamos la cinta.

patuco

Y éste es el resultado, un precioso patuco con forma de botita. Muy fácil de hacer, y cuando ya has hecho unos cuantos, el patrón te sale de memoria.

Besos mis laneras.

 

Mis 2 razones y 4 patucos…

 

Ya sabéis que para mí, 2014 ha sido un año muy importante y de grandes cambios en mi vida y en mi rutina.

Empezó bien, ya que en febrero me llamaron para trabajar como interina en lo que hace muchos años había sido mi sueño: Ingeniera Técnica Forestal. Fue una gran noticia porque después de presentarme en 2004 a la convocatoria, por fin veía los frutos. Ya veis, han pasado 10 años, y eso que estaba la nº 20 de la bolsa.

Pues igual que empezó, acabó de bien. Después de casi un año de madrugones, me levantaba a las 5:30 de la mañana, llegó otra gran noticia que esperaba desde hacía mucho tiempo. A mitad de noviembre nos enteramos que estábamos embarazados.

Sí, como lo leéis, EMBARAZADA. No me lo creía. Creo que reímos y lloramos a partes iguales. Fue, creo que uno  de los días más bonitos.

En diciembre vendría otra GRAN sorpresa, y con mayúsculas. En la Eco que nos hicieron a las 7 semanas vieron que no había 1, ni 2, sino 3 bolsas con sus respectivos embriones. Los médicos alucinando porque era la primera vez que veían que de 1 solo óvulo implantado (me hicieron una fiv), habían surgido 3 embriones. Mi marido pálido y sin decir nada. Y yo, la gran protagonista, muerta de risa.

Como es obvio, los médicos nos sentaron para hablar y poner las cartas sobre la mesa, es decir, todos los problemas que podían surgir. Tengo una pequeña malformación uterina y claro, según los médicos tengo una cabida menor. Me explicaron que era como si en un útero normal hubieran metido 6 niños. Me declararon de inmediato “embarazo de alto riesgo”. Me “acojoné” pero también me ilusioné muchísimo.

La naturaleza que es muy sabia, hizo que unos días después uno de los corazoncitos se parara. Según los médicos, era lo mejor que podía haber pasado, pero aún así, siendo un embarazo gemelar y con mis características, iba a ser “complicado pero no imposible”.

Esto se convirtió automáticamente en una baja por amenaza de aborto. Me dio hasta cosa, tener que decir en el trabajo que me daban la baja, pero por suerte para mí, mis compañeros y mis superiores me lo pusieron muy fácil. Les echo de menos.

Desde ese momento, se acabó toda la actividad física que supusiera un esfuerzo; reposo relativo, pudiendo salir a dar paseos cortos pero sin cansarme; visitas al médico cada 2 semanas;… reposo, descanso y más reposo. Duro, si estás acostumbrada a una constante actividad física como yo que iba al gimnasio y no paraba quieta.

Pero he de decir, que cada vez que veo a mis pequeñines, vale la pena todo lo que me toque hacer. Por ahora va todo bien, sin quitar parte del riesgo que comporta un embarazo gemelar biamniótico monocorial, como lo describen los médicos. En palabras entendibles, mis peques están cada uno en una bolsa pero comparten la placenta. Gemelos 100% idénticos.

Para mis 14 semanas (hoy se cumplen), he de decir, que no he sentido náuseas matutinas ni nada por el estilo. De vez en cuando algunas molestias en el vientre, que son de lo más normal. Eso sí, tengo ya barrigota.

Después de abriros mi corazón, ahora sí que puedo decir oficialmente en el Blog, que estoy embarazada, y de gemelos. Tenía muchas, muchísimas ganas de contároslo, y ahora ya puedo gritarlo a los 4 vientos…

patucos

Besos mis laneras…

 

Nuevo año, nuevo proyecto…

 

Me rondaba por la cabeza una idea desde hacía días, o más bien semanas. Así que nada más pasó Reyes, y con ese día el fin de las fiestas navideñas, me puse manos a la obra.

Os preguntaréis, que pasó con el otro proyecto que os mostré no hace tanto. Pues lo tengo a medias, y no lo he abandonado, pero me apetecía cambiar un poco. Para no aburrirme, vamos. Mi cabeza ahora está en plena ebullición laneril, y ya estoy pensando en otra cosa.

Me he planteado tener varias cosas, y así cuando me canse de una de las labores me cambio a otra. Mi suegra dice que le gusta tener varias cosas empezadas. Pues a mí, parece que también.

Volviendo al proyecto que tengo entre manos. Fue pasar Reyes y ponerme a tejer como una loca. Ya lo tengo casi, es muy sencillito y no cuesta, aunque se trate de una lana muy finita y agujas del 21/2.

Aquí os dejo una foto adelantando mi nuevo proyecto. Para las entendidas, seguro que ya sabéis lo que es. Y para las que no, pues os dejo con la intriga…

proyecto-patuco