3 meses…

3 meses de descanso en el blog, 3 meses de vida caótica pero maravillosa, 3 meses de dedicación absoluta, 3 meses  cumplen hoy mis pequeños, mis dos preciosos hijos.

Hoy mis gemelos cumplen 3 meses, sí, que rápido pasa el tiempo. Para mí, fue ayer mismo cuando nacieron, cuando vi sus caritas y oí por primera vez su llanto y sus ruiditos. Cada día que pasa es un día más con mis peques y a la vez un día menos de ser bebés, porque al ritmo que crecen, pronto dejarán de serlo.

Ahora mismo, mientras duermen, aprovecho para escribir unas líneas y si es posible reactivar el blog. Ya os dije que estaría ausente un tiempo, y que sería el que hiciese falta para adaptarme a mi nueva vida. Espero poder mantener un ritmo constante, como antes de dar a luz, y si no puede ser, al menos escribir un par de veces al mes, pero eso ya se verá.

Podría pasarme horas hablando o mejor dicho, escribiendo y contando como fue el gran día y de cómo ha sido mi experiencia de 3 meses, pero como puede que despierten en cualquier momento, ésto va a ser rápido.

Fue el día más maravilloso que he podido vivir, un parto inducido pero bastante rápido, vía vaginal, vamos, el parto de toda la vida, con la maravillosa oportunidad de tenerlos en mis brazos y colocarlos al pecho nada más nacer.

A las 20:01 nacía Andreu, y 4 minutos después lo hacía Jordi, a las 20:05. Mis chicos fueron rápidos. Salí del paritorio feliz y con mis dos niños en brazos. Todo lo que deseaba, ya lo tenía.

El postparto fue bueno con una recuperación magnífica. La adaptación a la nueva situación, pues la verdad menos buena, porque todo era una locura y por partida doble. A veces se me olvidaba comer porque no daba abasto a todo. Menos mal que tengo ayuda, gracias a mi madre por su ayuda todas las mañanas y gracias a mi suegra por sus comidas y las tardes. Sin vosotras ésto hubiera sido imposible.

Después de 3 meses, creo que soy capaz de hacer cosas sola. Primero uno y después el otro, aunque siguen habiendo momentos de locura. No es lo mismo ser madre primeriza de uno, que de gemelos, todo se hace una montaña y salir de casa es una odisea.

Gracias a vosotras, mis lectoras, por todos esos ánimos que me disteis.

Mil besos.

gemelos

Mis 2 razones y 4 patucos…

 

Ya sabéis que para mí, 2014 ha sido un año muy importante y de grandes cambios en mi vida y en mi rutina.

Empezó bien, ya que en febrero me llamaron para trabajar como interina en lo que hace muchos años había sido mi sueño: Ingeniera Técnica Forestal. Fue una gran noticia porque después de presentarme en 2004 a la convocatoria, por fin veía los frutos. Ya veis, han pasado 10 años, y eso que estaba la nº 20 de la bolsa.

Pues igual que empezó, acabó de bien. Después de casi un año de madrugones, me levantaba a las 5:30 de la mañana, llegó otra gran noticia que esperaba desde hacía mucho tiempo. A mitad de noviembre nos enteramos que estábamos embarazados.

Sí, como lo leéis, EMBARAZADA. No me lo creía. Creo que reímos y lloramos a partes iguales. Fue, creo que uno  de los días más bonitos.

En diciembre vendría otra GRAN sorpresa, y con mayúsculas. En la Eco que nos hicieron a las 7 semanas vieron que no había 1, ni 2, sino 3 bolsas con sus respectivos embriones. Los médicos alucinando porque era la primera vez que veían que de 1 solo óvulo implantado (me hicieron una fiv), habían surgido 3 embriones. Mi marido pálido y sin decir nada. Y yo, la gran protagonista, muerta de risa.

Como es obvio, los médicos nos sentaron para hablar y poner las cartas sobre la mesa, es decir, todos los problemas que podían surgir. Tengo una pequeña malformación uterina y claro, según los médicos tengo una cabida menor. Me explicaron que era como si en un útero normal hubieran metido 6 niños. Me declararon de inmediato “embarazo de alto riesgo”. Me “acojoné” pero también me ilusioné muchísimo.

La naturaleza que es muy sabia, hizo que unos días después uno de los corazoncitos se parara. Según los médicos, era lo mejor que podía haber pasado, pero aún así, siendo un embarazo gemelar y con mis características, iba a ser “complicado pero no imposible”.

Esto se convirtió automáticamente en una baja por amenaza de aborto. Me dio hasta cosa, tener que decir en el trabajo que me daban la baja, pero por suerte para mí, mis compañeros y mis superiores me lo pusieron muy fácil. Les echo de menos.

Desde ese momento, se acabó toda la actividad física que supusiera un esfuerzo; reposo relativo, pudiendo salir a dar paseos cortos pero sin cansarme; visitas al médico cada 2 semanas;… reposo, descanso y más reposo. Duro, si estás acostumbrada a una constante actividad física como yo que iba al gimnasio y no paraba quieta.

Pero he de decir, que cada vez que veo a mis pequeñines, vale la pena todo lo que me toque hacer. Por ahora va todo bien, sin quitar parte del riesgo que comporta un embarazo gemelar biamniótico monocorial, como lo describen los médicos. En palabras entendibles, mis peques están cada uno en una bolsa pero comparten la placenta. Gemelos 100% idénticos.

Para mis 14 semanas (hoy se cumplen), he de decir, que no he sentido náuseas matutinas ni nada por el estilo. De vez en cuando algunas molestias en el vientre, que son de lo más normal. Eso sí, tengo ya barrigota.

Después de abriros mi corazón, ahora sí que puedo decir oficialmente en el Blog, que estoy embarazada, y de gemelos. Tenía muchas, muchísimas ganas de contároslo, y ahora ya puedo gritarlo a los 4 vientos…

patucos

Besos mis laneras…

 

15 propósitos para el 2015…

 

Nunca antes había redactado una lista con mis propósitos para el año siguiente, pero creo que éste toca. 2014 ha sido muy fructífero en algunas cosas, como mi trabajo como Ingeniera Técnica Forestal, mi nuevo coche, obras en casa, pero en otros asuntos no tanto, como es el publicar entradas regularmente. Por eso he decidido hacer una lista con algunos propósitos a cumplir el próximo año.

Ahí van mis 15:

  1. Tejer más. Tengo un proyecto empezado y algunos más en la cabeza a los que quiero dar forma.
  2. Publicar más a menudo. Creo que ese lo podré cumplir, ahora tengo tiempo.
  3. Me va a hacer falta (ya os lo explicaré)
  4. Planificar las entradas con tiempo.
  5. Ir al cine. Voy bastante a menudo, pero últimamente se me han escapado algunos estrenos.
  6. Leer hasta la saciedad. Eso ya lo hago, pero quiero más.
  7. Mejorar el blog. Este es un punto que debo llevar a cabo si o si. No me gusta que a mitad de mes mi página no sea visible porque ya no me queda espacio.
  8. Mis fotos. Son mías, de mis trabajos y no me gusta que las utilicen sin más. Buscando por internet las he visto en otras páginas y no me gusta decir que me las han robado, pero por ahí anda la cosa, así que tengo que solucionarlo.
  9. Redecorar casa. He hecho algunas modificaciones en casa y hay que reorganizar muebles.
  10. Buscar ideas y novedades con las que enriquecer el blog.
  11. Introducir más “Paso a paso”. Os gusta y eso es bueno para el blog.
  12. Retomar las sesiones de trx, pilates o yoga. He tenido que parar y lo echo muchísimo de menos, sobre todo el trx, me encanta.
  13. Hacer una escapada, aunque sea al pueblo de al lado. Lo necesitooo!!!
  14. Reubicar mi escenario para las fotos. El lugar donde hacía las fotos está ocupado ahora por mis tortugas terrestres, es la zona más luminosa, así que tengo que buscar un rincón dónde poder sacar fotos de buena calidad.
  15. Empaparme de música. Me encanta hacer cosas acompañada de música. Por eso me apunté a clases de piano y solfeo, algún día me gustaría poder tocar yo misma mis canciones preferidas en casa.

Ya veis que son muy variopintas, desde cosas relativas al blog, hasta cosas más personales. Son ideas que me rondan por la cabeza. Pensaba que sería más fácil poner sobre papel mis ideas o deseos para el futuro, pero realmente me ha costado bastante decidir que era lo que realmente sería posible.

Espero que tengáis una buena entrada de año. Yo, por mi parte, la pasaré recostada en un sofá y rodeada de mi marido, mis amigos y sus hijos. Este año no toca fiesta loca, pero vale la pena.

Nos vemos en 2015!!!

fi-d'any

Invierno, un proyecto a medias…y ¡Feliz Navidad!

 

Por fin estamos en invierno, y parece que se deja notar. Aunque hace sol, la temperatura es bastante invernal.

Hacía tiempo que no me ponía manos a la obra en cuanto a tejer se dice, y hacía tiempo que también tenía en mi cabeza un proyecto.

Hace unas 2 o 3 semanas me puse a ello, pero no lo avanzaba casi, no tenía prácticamente tiempo. Pero eso ha cambiado. Ahora tengo toooodo el tiempo del mundo para mí. Los avatares del destino han querido que me coja la baja laboral y para bastante tiempo. No es nada grave, al contrario (os contaré más delante de qué se trata).

Pues bueno, en esta primera semana de baja, he avanzado bastante mi proyecto, en concreto hasta la mitad, literalmente. Podría haberlo acabado, pero también he dedicado el tiempo a otras cosas, como pasear tranquilamente, jugar a los juegos de la tablet, leer (mi pasión más enfermiza), y no hacer nada (eso se me da bastante bien). Pero también me ha dado tiempo a aburrirme. Que largo se me va a hacer esto.

Pues aquí tenéis mi medio proyecto, que va quedando bastante bien. Pronto os lo enseñaré acabado, supongo que para el nuevo año.

proyecto

Y ahora como quedan dos días hasta Navidad, y como sé que esos días estaremos todos de comilonas y reuniones familiares, me adelanto con un…

felicitación

Espero que todo sea alegría para estos días, y que no os falte de nada. ¿Ya sabéis si os ha tocado la lotería?

Besos y felices fiestas mis laneras.

 

 

 

Lo que queda del 2013…

 

Horas. Es lo que queda para acabar el año. Y qué mejor manera de acabar el año con esta última entrada y mis fotos preferidas. En total 12 fotos, un pequeño resumen de lo que ha sido el 2013 en Lana de Rosas.

Esperemos que 2014 sea un poquito mejor que2013, a todos nos hace falta. Cumplir nuestros sueños y poder decir, lo conseguí. Ese es único deseo para el 2014.

No me voy a extender mucho en esta última entrada, ya que todos y todas estáis y estamos de preparativos para la última noche del año y la primera madrugada del próximo.

Aquí tenéis mi pequeño resumen-homenaje del 2013.

 

¡Feliz año nuevo a todos y todas! ¡Feliz 2014!

 

P.S. Nos vemos el año que viene. Dicho así parece una eternidad, jeje… Besos