Mis 2 razones y 4 patucos…

 

Ya sabéis que para mí, 2014 ha sido un año muy importante y de grandes cambios en mi vida y en mi rutina.

Empezó bien, ya que en febrero me llamaron para trabajar como interina en lo que hace muchos años había sido mi sueño: Ingeniera Técnica Forestal. Fue una gran noticia porque después de presentarme en 2004 a la convocatoria, por fin veía los frutos. Ya veis, han pasado 10 años, y eso que estaba la nº 20 de la bolsa.

Pues igual que empezó, acabó de bien. Después de casi un año de madrugones, me levantaba a las 5:30 de la mañana, llegó otra gran noticia que esperaba desde hacía mucho tiempo. A mitad de noviembre nos enteramos que estábamos embarazados.

Sí, como lo leéis, EMBARAZADA. No me lo creía. Creo que reímos y lloramos a partes iguales. Fue, creo que uno  de los días más bonitos.

En diciembre vendría otra GRAN sorpresa, y con mayúsculas. En la Eco que nos hicieron a las 7 semanas vieron que no había 1, ni 2, sino 3 bolsas con sus respectivos embriones. Los médicos alucinando porque era la primera vez que veían que de 1 solo óvulo implantado (me hicieron una fiv), habían surgido 3 embriones. Mi marido pálido y sin decir nada. Y yo, la gran protagonista, muerta de risa.

Como es obvio, los médicos nos sentaron para hablar y poner las cartas sobre la mesa, es decir, todos los problemas que podían surgir. Tengo una pequeña malformación uterina y claro, según los médicos tengo una cabida menor. Me explicaron que era como si en un útero normal hubieran metido 6 niños. Me declararon de inmediato “embarazo de alto riesgo”. Me “acojoné” pero también me ilusioné muchísimo.

La naturaleza que es muy sabia, hizo que unos días después uno de los corazoncitos se parara. Según los médicos, era lo mejor que podía haber pasado, pero aún así, siendo un embarazo gemelar y con mis características, iba a ser “complicado pero no imposible”.

Esto se convirtió automáticamente en una baja por amenaza de aborto. Me dio hasta cosa, tener que decir en el trabajo que me daban la baja, pero por suerte para mí, mis compañeros y mis superiores me lo pusieron muy fácil. Les echo de menos.

Desde ese momento, se acabó toda la actividad física que supusiera un esfuerzo; reposo relativo, pudiendo salir a dar paseos cortos pero sin cansarme; visitas al médico cada 2 semanas;… reposo, descanso y más reposo. Duro, si estás acostumbrada a una constante actividad física como yo que iba al gimnasio y no paraba quieta.

Pero he de decir, que cada vez que veo a mis pequeñines, vale la pena todo lo que me toque hacer. Por ahora va todo bien, sin quitar parte del riesgo que comporta un embarazo gemelar biamniótico monocorial, como lo describen los médicos. En palabras entendibles, mis peques están cada uno en una bolsa pero comparten la placenta. Gemelos 100% idénticos.

Para mis 14 semanas (hoy se cumplen), he de decir, que no he sentido náuseas matutinas ni nada por el estilo. De vez en cuando algunas molestias en el vientre, que son de lo más normal. Eso sí, tengo ya barrigota.

Después de abriros mi corazón, ahora sí que puedo decir oficialmente en el Blog, que estoy embarazada, y de gemelos. Tenía muchas, muchísimas ganas de contároslo, y ahora ya puedo gritarlo a los 4 vientos…

patucos

Besos mis laneras…

 

4 pensamientos en “Mis 2 razones y 4 patucos…

  1. Enhorabuena ¡qué felicidad es un niño en casa!!! En tu caso felicidad doble. Te veo muy contenta y emocionada. Disfruta cada momento es maravilloso.

    • Desde el momento que lo supimos, estoy más que contenta. La gente me dice que se me nota en la cara la felicidad, y para que negarlo, cuando hablo de mis pequeñines, tengo una sonrisa en la cara, igual que ahora.

  2. Pasaba por aquí por que encontré la imagen del hermoso poncho que hizo tu amiga.
    Se te lee tan emocionada, que contagias felicidad y me emocioné por ti!.
    Los bebés son lo más maravilloso del mundo, me encantan y debe ser increíble la sensación de sentir dos!!!
    Muchísimas felicidades, disfruta de esta bella etapa
    Te mando un abrazo

  3. Soy abuela de 7 hermosos nietos, de todas las edades. He tenido 4 maravillosos hijos, 3 niñas y un varón, me casé a los 20 años y a los 21, nació mi primer hija , 3 años después, nació la segunda, y después de 21 meses, nació mi hijo. Así, que con casí 27 años ya tenía a mis tres hermosísimos hijos. Pero cuando mi hijo a punto de cumplir 17 años y yo con 42 años, nació mi cuarta niña, preciosa, mi hija mayor tenia 21 años, la misma edad que yo tenia cuando ella nació. Y lo más curioso, fué que a los 13 meses fuí abuela de mi primer nieta. Así que tia y sobrina se criarón juntas y es el dia de hoy que son muy amigas. De ahí en adelante, fueron viniendo los nietos, que he cuidado hasta que sus respectivos padres volvian del trabajo y se los llevaban hasta el otro día, mi casa era un jardín de infantes, en estos momentos, en que cumplimos 50 años de casados, mi última nieta tiene 5 meses, es bellísima y es la hija de mi pequeña que en junio cumplirá 28 años . Toda la familia esta super contenta, pues hacia mucho que no había un bebe en nuestra familia, y estamos todos, como embobados. Es que los bebes, es la ternura más hermosa que se puede experimentar. Me gusta mucho coser y calcetar, y lo he hecho en toda mi vida, y lo sigo haciendo, y en estos momentos con mucho entusíasmo, para mi pequeña nietita Amanda.te cuento esta parte de mi vida, porque siempre me hace muy feliz ver a las mujeres embarazadas e ilusionadas, y no es para menos, es lo más maravilloso de esta vida, dar vida.
    Te deseo de corazón, todo lo mejor, ten mucha fé y positívismo, y todo llegará con mucha felicidad .
    P.D. Cuando comentáste que estabas de baja, pero por algo bueno, ya me imagine que era por un embarazo.
    F E L I C I D A D E S
    siempre con

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>